domingo, 1 de enero de 2012

Mar

Posteo la última historieta que hice para cerrar el 2011 y comenzar el 2012 en la revista Ñ. Transcribo el texto de Diego Marinelli linkeando también a su post y les deseo a todos un hermoso 2012, salut!

“Adiós 2011. Hola apocalíptico 2012. Incluso sin profecías mayas de por medio, el cierre de un año suele invocar a los terremotos emocionales. Un final de ciclo que impone la necesidad de sacar cuentas entre aquello irremediable que queda atrás y la incertidumbre de lo que está por venir. Inmersa en ese estado de ánimo, Delius decidió dejar la gran ciudad y buscar respuestas en las orillas del Atlántico. Más introspectiva que de costumbre, nuestra autora de historietas elabora un pequeño relato de viajes que destila pulsiones confesionales. Villa Gesell, al mar, los fuegos sobre el cielo estrellado y un gato con aires de chamán “castanedano”. Como dijo alguna vez un gran escritor aventurero: “todo viaje es, en definitiva, un viaje a uno mismo”. Chin-chin.